El Palacio Bahia en Marrakech

A finales del siglo XIX Abdelaziz Si Moussa quiso realizar el palacio más impresionante de toda la historia. Si Moussa era el chambelán del sultán Hassan I de Marruecos., algo parecido como el primer ministro, la mano derecha del sultán. Reservó 8 hectáreas de terreno para que se construyera un palacio lleno de habitaciones, 150 se contabilizan con acceso a patios y jardines donde refrescarse del sofocante calor que suele haber en Marrakech.

palacio-bahia_marrakech_marruecos_IMG_9672

El nombre del palacio proviene de belleza, nada que ver con el accidente geográfico. Su traducción sería algo parecido a “El palacio de la Bella”, que se entiende estaría dedicado a la mujer preferida del visir.

Historia

Entre 1866 y 1867 se construyó el palacio por orden de Si Moussa aunque el máximo esplendor se alcanzó con su hijo Ben Moussa que llego a ser Rey de Marruecos desde 1984 hasta 1900 durante la regencia del joven sultán heredero Abd-al-Aziz de Marruecos. Durante esta época se ampliaron los aposentos, se amplio el espacio construido y fue cuando llegó a tener el nombre actual. Tuvo que comprar terrenos y casas contiguas para hacer la ampliación. Durante esta época vivieron allí todos los hijos de Ben Moussa, que no eran pocos, así como las 4 esposas y 24 concubinas. Tal multitud de gente necesitaba de espacio habitable.

palacio-bahia_marrakech_marruecos_IMG_9655

A la muerte de Ben Moussa, Abd-al-Aziz tomó el poder y de las primeras ordenes que tomó fue la del saqueo del palacio. Es por ello que en la visita no encontrarás habitaciones equipadas como la época, porque todo salió del palacio tristemente. Es el palacio mejor decorado de Marrakech pero desgraciadamente no está equipado. No obstante, la decoración de paredes, jardines y techos, ricamente tallados permanece y da idea de lo bien realizado y decorado para la época.

Al final, en 1912 y ya bajo el protectorado francés, el máximo dirigente galo en Marruecos fijó en el Palacio Bahia su residencia personal y reformó el palacio adaptándolo a las necesidades de la época incorporando chimeneas, calefacción o electricidad, entre otras cosas.

palacio-bahia_marrakech_marruecos_IMG_9660

Qué destacar

De todas las estancias accesibles, destacaría el patio principal con una fuente en medio, los patios intermedios, que ninguno es idéntico al resto y sobre todo los techos de las estancias. Como buen palacete árabe los techos son ricos en escrituras y dibujos llenos de colores y mensajes que proceden del Corán y de dichos locales.

palacio-bahia_marrakech_marruecos_IMG_9667

Junto al patio central y en alguno de los patios intermedios existen vegetación que sirven para aliviar la temperatura. Aunque aporta un valor estético, contar con estos espacios de árboles y arbustos, unidos a un sistema de riego con canales o fuentes permiten al visitante y al residente en su época de un espacio con mejor temperatura que el calor sofocante típico de la ciudad de Marrakech.

Recomendaciones de la visita

El Palacio Bahia es uno de los lugares con más afluencia de Marrakech. Si tienes que elegir entre los principales palacios, yo me quedaría con este. La visita merece bastante la pena por toda la extensión que se recorre y aunque no estén equipadas las habitaciones, las estancias en sus techos, paredes y suelos son lo suficientemente ricas como para merecer la visita.

palacio-bahia_marrakech_marruecos_IMG_9662

Dado que el Palacio Bahia se encuentra junto a las Tumbas Sadíes y al Palacio El Badí seguro que te encuentras con la duda de el orden de visita. Si empiezas a primera hora del día te recomiendo que empieces por la “más alejada” y acabes en el Palacio Bahia. El calor sofocante es menos llevadero en las Tumbas (donde tendrás que hacer cola seguro para ver algunas estancias) y en El Badí donde no hay lugar de resguardo.

palacio-bahia_marrakech_marruecos_IMG_9668

No entres con comida, no te van a dejar entrar. Si tienes hambre y vas a medio día, es mejor que comas algo en los restaurantes de la Plaza de los Hojalateros (Place des Ferbantiers) que tienes dónde elegir. También tienes las Rue Riad Zitoun Lakdim y Rue Riad Zitoun el Jdid, dos calles paralelas estrechas que salen hacia el norte desde dicha plaza y que tienen un montón de puestos y restaurantes típicos marroquíes.

Cómo llegar

Tomando de referencia la famosa Plaza de Jamaa El Fna en menos de 20 minutos puedes llegar a la puerta del Palacio Bahia. El camino más fácil por sus amplitud es utilizando la Avenida Hommane Al Fatouaki aunque es mucho más corto y más interesante si llegas a través de las dos calles que comentaba antes (Riad Zitoun Lakdim y Riad Zitoun el Jdid) . Una de ellas sale justo al lado del Café de France, la otra de la calle anterior al Café de France. Te pongo un mapa para facilitarte las rutas posibles.

Si estás en el Palacio El Badí estarás en frente de la Plaza de los Hojalateros, prácticamente al lado. Si estás en las Tumbas Sadíes tendrás que dirigirte a dicha plaza. Te incluyo igualmente la ruta para que lo tengas identificado.

En todo caso hablamos de rutas a pie porque no merece la pena coger transporte alguno. Aunque es una ciudad complicada de orientarse, en este caso hablamos de lugares fuera de la Medina y es bastante fácil encontrar los sitios.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.