San Marino, la primera república

No hay región en la Península Itálica que antes se independizara y se constituyera como el estado actual que conocemos como San Marino, mucho antes que Italia y el Vaticano. De hecho San Marino es la cuarta nación europea con mayor edad desde que se creara, mucho más antigua que lo que conocemos como España o Rusia o el Reino Unido y es la república de origen más antigua del mundo.

san-marino_IMG_2858

San Marino es una república (la Serenísima República de San Marino) que se encuentra entre las regiones italianas de la Emilia Romagna y las Marcas a unos 35 kilómetros del Adriático. Cerca de la ciudad turística de Rímini (el Benidorm de Italia) es un país que vive fundamentalmente del turismo y con un régimen especial con la Unión Europea que le permite el uso del euro (de acuñación propia) y el libre tránsito.

Historia

Se cuenta que en tiempos de Diocleciano los cristianos eran perseguidos y asesinados por las tropas romanas. Un paisano de la isla de Arbe, Marinus el Dálmata, fue a refugiarse en los terrenos de la cima del Monte Titano, donde ahora se sitúa la ciudad monumental. Dicho monte es una de las siete colinas que tiene San Marino y que a lo largo de la historia ha sido clave para poder protegerse de las invasiones y la presión papal.

san-marino_IMG_2862

Fue un papa, Nicolás IV en 1291 cuando reconoció la independencia de San Marino. Desde entonces se convirtió en república dejando el sistema feudal que era el utilizado previamente.

Poco a poco fue cogiendo mayor independencia aunque hay que tener en cuenta que para San Marino la relación con Italia es crítica ya que es un microestado dentro de la nación italiana. Hasta el 1815 los estados europeos no reconocieron a San Marino como país independiente. En el Congreso de Viena ratificaron este estatus.

san-marino_IMG_2820

La historia de San Marino ha sido una continua defensa de las invasiones con bastante éxito. Solamente ha sido ocupada tres veces a lo largo del tiempo. La primera en 1503, César Borgia durante pocos meses recuperó la república. Mismo tiempo estuvo el Cardenal Alberoni hasta que la desobediencia civil que habitaba San Marino acabó con la invasión. Por último, durante dos años, el ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial ocupó la región sanmarinense. Cuando los aliados liberaron la zona se quedaron unas semanas hasta estabilizar la zona.

Qué ver

Si viajas hasta San Marino tienes que tener en cuenta principalmente dos cosas: su ciudad amurallada y Las Tres Torres. Para ambos casos tendrás que subir al Monte Titano pudiéndolo hacer en coche, en autobús o teleférico desde los pueblos de la base del monte, donde se encuentra la vida cotidiana del estado.

La ciudad amurallada tiene un conjunto histórico bastante destacable. El hecho de que no hayan sido invadidos demasiadas veces durante la historia hace que conserven edificios de hace siglos.

san-marino_IMG_2829

En la Piazza della Libertá encontramos a un lado de la plaza el edificio administración junto a uno de los innumerables miradores de la ciudad. Es uno de los puntos más visitados porque además se concentran varios restaurantes por los alrededores y es fácil para llegar desde la estación del funicular. Recuerda a ciudades monumentales italianas como Orvieto, Perugia o Asis que no se encuentran muy alejadas.

El otro punto, Las Tres Torres de San Marino que están situadas en los tres cerros del Monte Titano. Guaita es la más antigua de las tres Torres. Cesta es la que se encuentra en el punto más alto y la más alejada, en la cumbre más baja de las tres es Montale que además es la única de propiedad privada. Se puede ir de una a otra a través de un camino junto a la muralla.

san-marino_IMG_2841

Recomendaciones

San Marino es una visita de medio día perfectamente para cubrir lo esencial de su parte monumental. Te recomiendo puedas subir lo máximo que puedas en transporte porque es una zona con bastantes cuestas. Si lo haces en funicular, mucho mejor, así puedes llegar a la ciudad justo en el centro.

Lo ideal es dar un paseo por la ciudad y tratar de visitar las dos torres abiertas de Las Tres Torres. Hay que tener en cuenta que son recintos del siglo XI-XIII y que se encuentran bastante bien conservados.

san-marino_IMG_2844

Ademas, si quieres llevarte un recuerdo de la ciudad y eres coleccionista tienes que tener en cuenta que en el microestado hay materiales bastante complicados de encontrar como monedas o sellos. Los sellos son casi siempre para filatelia porque no son válidos en Italia. Los euros que puedes encontrar allí son válidos para toda la zona Euro. Hay bastantes colecciones que te permiten tener las monedas sanmarinenses bien presentadas pero lo cierto es que en cualquier bar o panadería te pueden dar esas mismas monedas sin tener que pagar un extra.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.