El Monte Tibidabo de Barcelona

Barcelona es una ciudad atada a los accidentes geográficos que le impiden poder expandirse todo lo que le gustaría. Además de la costa, al noroeste tiene una cordillera llamada Sierra de Collserola que le impide crecer por esa zona. De todos los picos de la sierra, el Tibidabo es el más alto con 512 metros al nivel del mar.

El Tibidabo es una zona muy conocida para el residente en Barcelona, uno de los rincones de la ciudad. Quizás lo más famoso es su parque de atracciones pero lo cierto es que durante siglos, arquitectos y urbanistas se fijaron en el para la construcción de iglesias, torres de telecomunicaciones o miradores. Es una de las zonas recreativas de Catalunya con más afluencia.

Templo del Sagrado Corazón de Jesús

Empezado a principios del siglo XX y acabado en 1961, el Templo del Sagrado Corazón de Jesús es obra de Enric Sagnier, quizás el arquitecto con más obras a su nombre de Barcelona. Pabellones de la Expo del 29, el Real Club Marítimo, la Casa Arnús, la Aduana del puerto de Barcelona, el Palacio de Justicia de Barcelona o el Frontón Barcelonés llevaron su firma. Tuvo que ser su hijo Josep Maria quien terminara la obra.

tibidabo_barcelona_espana_IMG_4674

La unión del Tibidabo con el cristianismo ya proviene de su denominación. De hecho, el nombre de la montaña se cree que viene de la cita bíblica: “haec omnia tibi dabo si cadens adoraveris me” (todo esto te daré si te prosternas ante mi para adorarme) (Mateo 4,9).

tibidabo_barcelona_espana_IMG_4675

La idea de construir el templo vino de una amenaza de construcción de un templo protestante y un hotel-casino por lo que un grupo de católicos compraron el terreno y mandaron construir la iglesia. Comenzó con una pequeña ermita salesiana en 1882 y acabó con el templo actual. La idea era de tener un Montmatre barcelonés y tomando de referencia las iglesias del Sacro Cuore di Gesú, Sacré-Coeur de París y las homónimas de Lyon y Marsella.

A menudo se ha considerado como el templo religioso españolista frente al catalanista de la Sagrada Familia.

tibidabo_barcelona_espana_IMG_4677

Parque de Atracciones del Tibidabo

Durante el siglo XX en algunas de las ciudades de España donde se situaban las élites se empezó a demandar unas zonas recreativas en las que las técnicas de la época se pusieran a disposición del disfrute de las familias. En Madrid fue en los años sesenta, en San Sebastián fue en 1912 cuando se abrió en el Monte Igueldo y el Tibidabo, en Barcelona, fue en 1901. Es el parque del Tibidabo por tanto el más antiguo de España y el segundo de Europa.

tibidabo_barcelona_espana_IMG_4667

Si visitas el parque del Tibidabo vas a poder descubrir una superficie más reducida que otros parque es de atracciones modernos con máquinas modernas y añejas que recuerdan a otra época. De entre todas, yo destacaría L’Avió. Un simulador aéreo que se mueve por su propia hélice que ofrece unas vistas espectaculares de la ciudad. Quizás las visitas son el mayor reclamo que tiene para el público general. Las atracciones están bien, pero es más la reminiscencia a otra época que a la espectacularidad de las mismas.

Torre Collserola

Debido a los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, la ciudad de Barcelona necesitaba una torre de telecomunicaciones que pudiera proporcionar las imágenes al mundo.

El proyecto se le encargó al prestigioso Norman Foster y desde 1990 hasta pocos días antes del inicio de los JJOO se construyó la torre de casi 290 metros de alto. Es la edificación más alta de Barcelona y la segunda de España detrás de la Antena de Telecomunicaciones Militares de Guardamar en Alicante.

Además de su función principal, en la planta 10, el público puede subir al mirador de la ciudad desde el cual se puede divisar Barcelona y el Vallés.

Cómo llegar

Para llegar al Tibidabo, si eres de fuera de Barcelona, te recomiendo utilices el funicular. El recorrido del “Tranvía azul” unido al del funicular del Tibidabo permite hacer el recorrido típico aunque no el más rápido ni el más económico. Además, en ocasiones se encuentran fuera de servicio debido a inclemencias meteorológicas.

Si viajas en tu propio coche puedes aparcarlo en el parking del Tibidabo (3 eur/hora o 10 eur/día) o en el parking del Tibidabo-Vall d’Hebron (4,20 eur/día) y coger la lanzadera. Si vienes en transporte público, además del ya mencionado Tranvía azul + Funicular, puedes igualmente ir hasta el Hospital de la Vall d’Hebron y coger la lanzadera (gratuita con la entrada) o desde la Plaza de Catalunya coger el Bus T2A que vale 3 euros.

Para confirmar las posibilidades de transporte puedes confirmarlas en la página del Parque de Atracciones del Tibidabo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.