La Ciudad del Vaticano

Visitar Roma sin visitar el Vaticano es dejarse una de las cosas más importantes sin ver. Obviamente pocos lo hacen porque es uno de los centros de peregrinaje religioso más importante del mundo y el principal para los cristianos.

vaticano_roma_italia_IMG_4230

Normalmente visitar el Vaticano es un cúmulo de frustración por la aglomeración de gente y sobre todo por una visita mal planificada que te hace tener que esperar mucho, perderte cosas y sobre todo malgastar tu estancia en Roma. Por enumerar cosas que hacer en uno de los estados más pequeños del mundo:

  • Visitar la Basílica por dentro
  • Fotografiarse en la Plaza de San Pedro con sus famosas columnas
  • Subir a la cúpula de la Basílica
  • Ver a la Guardia Suiza con sus pintorescos trajes
  • Bajar a la cripta para ver las tumbas papales
  • Mandar una postal con sello vaticano
  • Visitar la colección de los Museos Vaticanos, una de las colecciones de arte más importantes del mundo.
  • Descubrir la Capilla Sixtina
  • Adentrarse en el Castillo de Sant’Angelo, fortaleza papal. Ok, esto ya no es el Vaticano, pero formaría parte del conjunto histórico.

Nos vamos a centrar en las dos principales edificaciones, la Basílica y los Museos Vaticanos.

Basílica del Vaticano

Si tuviera que ir a Roma por medio día y tuviera que visitar al menos un templo religioso elegiría la Basílica del Vaticano, piedra angular del cristianismo y lugar de descanso de varios papas a lo largo de la historia.

La Basílica de San Pedro se constituyó en el siglo XVI en un espacio donde siempre hubo templos religiosos. El Papa Julio II mando construir la basílica que alcanzó un tamaño que le hace ser la iglesia más grande del mundo. Se tardó 120 años en terminarla y en su construcción y diseño participaron figuras como Miguel Ángel o Bernini.

vaticano_roma_italia_IMG_4224

Al contrario de lo que mucha gente cree, la Basílica de San Pedro no es la cabeza de la cátedra de Roma ya que la verdadera catedral de Roma es la de San Giovanni in Laterano (San Juan de Letrán).

Para acudir a la Basílica se recomienda realizarse a través del transporte público. Hay varias opciones por metro y tranvía. Llegado a la Plaza de San Pedro habrá que pasar por un control de seguridad que en función de la afluencia de la plaza puede llevarnos un rato bastante largo por lo que se premia madrugar o acudir en horas de baja afluencia. Pasado el control se puede acceder a la Basílica, a la necrópoli donde se encuentran las tumbas papales e incluso se puede subir a lo alto de la cúpula, algo verdaderamente recomendable.

vaticano_roma_italia_CIMG1979

Museos Vaticanos

Los Museos Vaticanos o Museos Papales o Museo Pontificio del Vaticano es uno de los museos más importantes del mundo y el más visitado de Roma. Se trata de la colección de obras de arte de cada uno de los Papas a lo largo de la historia sumada a la colección de arte que se ha podido recabar de los palacios pontificios de todo el mundo. Una selección de diferentes obras de diferentes estilos que nacieron a principios del siglo XVI de la colección del Papa Julio II.

museosvaticanos_roma_italia_IMG_4409

Destacan dentro de los Museos: el Patio de la Piña, la escalinata de salida diseñada por Giuseppe Momo, la Biblioteca Vaticana, una de las más ricas del mundo con códices religiosos milenarios, el Gabinete de las Medallas con cientos de monedas. La colección de obras de arte incluye salas de arte profano, obras egipcias y obras etruscas. Cada colección en estancias diferentes, de origen diferente, de ahí que se hable de Museos Vaticanos y no Museo del Vaticano, porque cada estancia es como un museo en si mismo.

museosvaticanos_roma_italia_IMG_4418

Como edificio religioso cuenta con estancias dedicadas al culto o capillas que son obras de arte en si misma. Una de ellas es la Capilla Nicolina aunque la más famosa es la Capilla Sixtina. Solamente la Capilla Sixtina justifica la visita a los Museos pero dado que el recorrido hasta ella es un recorrido lineal que incluye el resto de estancias, la ruta a pie no te la quita a nadie. Como curiosidad, una de mis visitas (obviamente sin pagar, dado el poco tiempo y poca atención que iba a dedicarle) fue exclusivamente para acompañar a unos amigos a visitar la Capilla Sixtina. Andar hasta ella sin pararse absolutamente nada en las obras anteriores nos llevó algo más de una hora y media.

Castillo de Sant’Angelo

Para terminar la visita de lo que sería el entorno de la Ciudad del Vaticano, tendríamos que pasar ya a Italia de nuevo (a través de la frontera ficticia) hacia el Castillo de Sant’Angelo. Se trata de una fortificación junto al río que ha tenido diversos usos a lo largo de la historia como cárcel, almacén militar y refugio papal. De hecho está conectado con las estancias papales a través de un pasadizo para que pueda usarse si así fuera necesario.

castillo-santangelo_roma_italia_IMG_4434

El castillo guarda un parecido con otra fortificación junto al río, la del Castillo de Ostia Antica cerca de la desembocadura del Tíber en el mar. Si quieres conocer más sobre el lugar, te recomiendo que puedas visitar el post sobre el Castillo de Sant’Angelo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .